Bizkaia Talent

Noticias

Orkestra, el Instituto Vasco de Competitividad, presenta su Informe de Competitividad del País Vasco 2015

El Informe de Competitividad del País Vasco 2015 elaborado por Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad incide en la necesidad de adoptar políticas de crecimiento e inversión para aprovechar las condiciones favorables que existen en este momento para una parte importante del tejido empresarial vasco.
Según el diagnóstico elaborado por los investigadores de Orkestra existen, en este momento, condiciones favorables para propiciar un impulso notable de la economía vasca. Las cifras de endeudamiento y rentabilidad de las empresas dibujan una situación propicia para abordar procesos de crecimiento e inversión. Más aún en el caso de una industria como la vasca, basada en sectores pro cíclicos, castigados en estos últimos años pero con capacidad de salir de la crisis de manera rápida. El informe de Orkestra insiste en la necesidad de aprovechar la oportunidad que existe en este momento mediante la adopción de políticas e iniciativas de crecimiento e inversión, tanto desde el sector público como desde la empresa.

No obstante, el mismo informe reconoce que la economía vasca está viviendo una realidad dual en la que junto a indicadores positivos de comportamiento y evolución de la actividad empresarial, existen otros aspectos que siguen siendo muy preocupantes: más de una tercera parte de las empresas vascas siguen arrojando perdidas en sus balances, las tasas de desempleo siguen siendo muy elevadas y existen numerosos colectivos sociales desfavorecidos.

Por lo tanto, según apunta Orkestra, esas condiciones favorables detectadas no van a afectar de igual manera a todas las empresas, ni a todos los sectores, ni a todos los ciudadanos.

Las conclusiones del informe de Competitividad del País Vasco 2015 reflejan que no existe una única receta para salir de la crisis. En ese sentido, Orkestra propone seguir insistiendo en algunas de las dinámicas y políticas de diversificación impulsadas en estos últimos años, pero incidiendo en la necesidad de desplegar acciones y medidas que apoyen especialmente a los sectores y colectivos con mayores dificultades para poder sumarse a esta oportunidad de recuperación: empresas de pequeña dimensión, sector de manufactura avanzada (que representa el 25% del PIB del País Vasco) y colectivos desfavorecidos. Todo ello con el objetivo de provocar un tránsito acelerado hacia una economía de la innovación sustentada en la diversificación, la transformación productiva y el impulso a la innovación no tecnológica.

La hora de las pequeñas empresas

Por tamaño empresarial, los datos que muestra el informe reflejan que las grandes y medianas empresas están mejor preparadas para afrontar los retos de cara a la salida de la crisis. Las grandes empresas, pese a tener un menor dinamismo estos últimos años, han mantenido sus niveles en lo que respecta a innovación, cooperación inter-empresarial, exportación y márgenes de rentabilidad. Mientras que las medianas se han esforzado por innovar e internacionalizar su producto, aunque esto aún no se refleje proporcionalmente en términos de rentabilidad económica.
Las pequeñas empresas, han sido las más damnificadas durante la crisis desde el punto de vista de expansión empresarial y rentabilidad. Ante esta situación, el informe hace un llamamiento a diseñar políticas públicas que atiendan a las necesidades concretas de este colectivo, con especial hincapié en el impulso de la innovación no tecnológica.

Transformación productiva

En términos de transformación productiva, el informe resalta que la crisis ha aumentado el peso de las manufacturas de mayor nivel tecnológico y del sector servicios hasta llegar a niveles equiparables a economías más avanzadas. No obstante, esta transformación es el resultado de la caída de peso de algunas actividades (construcción e industria, especialmente), más que fruto del surgimiento de nuevas actividades derivadas de una deliberada estrategia de especialización inteligente.

De cara a futuro, el informe propone, continuar impulsando los sectores estratégicos vascos como son: biociencias-salud, energía, y fabricación avanzada. En este punto, emplaza a diseñar políticas que apoyen sobre todo a la fabricación avanzada, puesto que tendrá que afrontar grandes retos correspondiente a la adopción de elementos relacionados con la Industria 4.0: innovación no tecnológica, TICs, modelos de negocio y servitización.

Nuestros socios Nuestros socios BBK BEAZ CICBioGune Universidad de Deusto Bizkaia.net Tecnalia Idom ITP Sener EHU Iberdrola IK4 Mondragon Unibertsitatea
×
×